La Beatlemania

Beatlemanía es un término que se utilizó durante la década de los 60's, para describir el intenso frenesí demostrado especialmente por los jóvenes adolescentes dirigido a The Beatles en los primeros años de su éxito.

 

La Beatlemanía en Reino Unido:

The Beatles eran conocidos en el Reino Unido debido a sus actuaciones en el club de rock and roll The Cavern. La banda hizo su primera aparición en el club el 7 de agosto de 1957, bajo el nombre de The Quarrymen. Ahí interpretaban temas de rock and roll y canciones que pronto serían éxitos como "Love Me Do". Sus actuaciónes eran un éxito llegando a ser vistos por más de un centenar de personas y ser el grupo más pedido por los espectadores.

El 26 de noviembre de 1962 la banda grabó el sencillo, "Please Please Me", que llegó al número uno en la lista del NME. El siguiente sencillo, "From Me to You", publicado el 11 de abril de 1963, sí llegó finalmente al número uno en las cuatro listas más importantes del Reino Unido. La primera aparición de la banda en televisión fue en el programa People and Places, transmitido en vivo el 17 de octubre de 1962, en donde The Beatles interpretaron canciones como "Love Me Do" y "Ooh! My Soul". Su popularidad siguió creciendo desenfrenadamente, hasta tal punto, que este suceso fue apodado por la prensa con el nombre de "Beatlemania"

 

La conquista de Estados Unidos:

The Beatles tomaron su primer vuelo a Estados Unidos el 7 de febrero de 1964, acompañados por fotógrafos y periodistas (incluida Maureen Cleave) para cubrir el evento. Arribaron en el recién rebautizado Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York, donde fueron recibidos por cerca de 4.000 fans.

Hicieron su primera aparición televisiva americana en el The Ed Sullivan Show el 9 de febrero de 1964, siendo vistos por aproximadamente 74 millones de espectadores —casi la mitad de la población estadounidense de entonces—. Dos días más tarde, el 11 de febrero de 1964, actuaron en el Washington Coliseum de la capital de Estados Unidos, en lo que fue el primer concierto que dieron en suelo americano.

Después del éxito que los Beatles estaban teniendo en 1964, Vee-Jay Records y Swan, aprovecharon los derechos que poseían sobre las primeras grabaciones del grupo, para volverlas a editar; todos estos temas alcanzarían esta vez el Top-10 estadounidense. Tres sencillos publicados por Capitol Records de Canadá (que empezó a editar también discos de los Beatles en febrero de 1963) y que fueron importados a los Estados Unidos, vendieron la suficiente cantidad como para lograr subir a las listas estadounidenses de éxito. El primer sencillo de los Beatles, "Love Me Do" (en la versión de Andy White a la batería), fue editado por el subsello de Vee Jay, Tollie Records, logrando alcanzar el nº 1 en las listas de Billboard. MGM y Atco sacaron también provecho de sus derechos sobre las tempranas grabaciones de los Beatles con Tony Sheridan, teniendo éxitos menores con "My Bonnie" y "Ain't She Sweet", esta última con John Lennon como vocalista principal.

En julio de 1965, la "Beatlemanía" vivió uno de sus puntos más altos durante su famoso concierto en el Shea Stadium. Muchas adolescentes y mujeres fueron vistas llorando, gritando, e incluso desmayadas. El sonido era tan ensordecedor que ninguno de The Beatles (o cualquier otra persona) podían escuchar. Ni los amplificadores Vox de 100 watts diseñados especialmente para esta gira estaban lo suficientemente fuertes o cerca, así que utilizaron sistemas de amplificación caseros para la ocasión. John Lennon describió el ruido como "salvaje" y también dos veces más ensordecedor que cualquier otro show que The Beatles habían realizado.

El concierto fue grabado en casi su totalidad a pedido de Paul, quedando afuera solamente una canción ya que se quedaron sin cinta. Hubo otro concierto en vivo, tres años y medio después (The Rooftop Concert), pero el de San Francisco se cuenta como el último por haber sido organizado en un estadio y con venta de entradas al público.

La decisión de terminar con las giras ya había sido tomada. Todo el de The Beatles sabía que este show era el último, y tal vez por eso John llevó consigo al escenario una cámara de fotos con las que retrató a los miembros de la banda.

La promoción del álbum de Capitol "Yesterday and Today" llegó a causar gran controversia en Estados Unidos, al mostrar el disco una portada con los miembros de la banda vestidos de carniceros y rodeados de piezas de carne y muñecas de plástico mutiladas. Pronto se tuvo que sustituir la portada por otra más convencional. Ya sin tener que hacer giras mundiales ni presentarse en televisión, los Beatles, se enfocaron en el estudio y crearon uno de los mejores álbumes de todos los tiempos, "Revolver", contando con la producción de George Martin, fue muy innovador en su época por contar con una gran portada, solos de guitarra reproducidos al revés además del rock psicodélico y su entrada en la cultura pop occidental.

Es difícil comprobarlo, pero quizás los Beatles de 1962 no habrían llegado tan lejos si una persona clave no hubiera tomado las riendas de sus carreras y otra no hubiera pulido su sonido. Brian Epstein tenía 27 años y mucha ambición cuando conoció a la banda en The Cavern y se convirtió en su manager.

Los vistió de traje y corbata, los llevó de audiciones por las discográficas (muchas los descartaron pero pasó a la historia el desprecio de Decca), despidió a Pete Best (a petición de los otros tres) y consiguió un contrato con EMI. A sus 36 años, George Martin era un poco más experimentado como productor en esa compañía, aunque había trabajado con grupos de segunda fila. Le cayó un diamante entre las manos.

No fue tan rápido el estallido de la Beatlemanía como se cree, pero tras lanzar su primer LP en 1963, y sobre todo tras aparecer en televisión, son un fenómeno popular: las fans los perseguían y chillaban a su paso, los medios de comunicación hablan de ellos continuamente, dominan tanto el escenario como la sala de prensa y su fama llega a EE UU. En esta etapa se decantan por canciones sencillas y pegadizas, sin grandes pretensiones en sus letras de amor, aunque mantienen la energía y el descaro que demostraron tantas noches en los tugurios. Los gritos del público no ayudaron a mejorar su directo: importaba más verlos que oírlos y ellos se dieron cuenta.



Estos son cinco momentos clave de su salto a la fama:

Su primer éxito: Brian. Epstein eligió "Love Me Do" como primer single oficial de la banda, lanzado en octubre de 1962, cinco meses antes que el álbum que lo contiene, "Please, Please Me". Original de Lennon y McCartney, que desde entonces firmarían juntos todas sus canciones. Ringo Starr tardó en convencer a George Martin como batería, tanto que en algunas tomas es sustituido por Andy White y Ringo toma la pandereta. Con este single se produce su debut en televisión, en el programa People and Places del canal Granada. El tema les dio a conocer pero no llegó a los primeros puestos de las listas de ventas (el número uno británico se resistió algunos meses, hasta su tercer single "From Me to You".



En la televisión: En octubre de 1963, los Beatles se consagran ante un público de masas al aparecer abriendo Sunday Night at the London Palladium, programa de la ITV que vieron 15 millones de británicos. El término Beatlemanía lo acuñó el Daily Mirror ese día tras comprobar el comportamiento del público, que apagó el sonido con sus chillidos. No volvieron a tocar en directo sin ese coro de fans (y lo lamentaron). De ese show es este "I Saw Her Standing There", que escribe y canta Paul McCartney



John Lennon gracioso..: El sarcasmo que poseia Jhon Lennon, formaba parte de su atractivo. Ya que en el evento de la gala del Royal Command Performance en el mes de noviembre de 1963, le dijo al público asistente: "Para el último número les voy a pedir su ayuda, los del "gallinero" toquen las palmas, y los demás hagan sonar sus joyas". Esto lo dijo en presencia de la Reina Madre de Inglaterra antes de interpretar la canción "Twist and Shout".



Salto a América: A finales de 1963 editan su segundo álbum para Europa "With The Beatles", y el primero para el mercado norteamericano "Meet The Beatles". El single "I Want To Hold Yor Hand" alcanza el número uno en Estados Unidos y dió pié a su primer viaje a aquellas tierras en 1964, donde recibieron nuevas influencias que resultarian decisivas en su evolución.



En el cine: Su primera película "A Hard Day's Night" de 1964 ´gracias a su frescura es la más lograda de las cinco que en que participaron. Fue dirigida por Richard Lester, y está a medio camino entre el falso documental y humor absurdo de los Hermanos Marx.





Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.